jueves, 10 de septiembre de 2015

Humor negro

Pues esta mañana, buscando materiales didácticos para mis clases, de repente me he encontrado este documento. 
Mi búsqueda iba sobre frases absurdas. Con ellas consigo darme cuenta del nivel de español de mis alumnos, por ejemplo frases tipo "me como la sopa con cuchillo". Es un juego más que les sirve para diferenciar "cuchillo" de "cuchara" y lo recuerdan mejor. 
Y efectivamente, absurdo es que algo tan natural como el sobrepeso sea motivo de tanta burla. Lo curioso es que no he podido encontrar nada similar respecto a la delgadez. Algún chiste suelto sí, pero no esta metralla de humor negro. Por no decir otra cosa. 
Está claro que mientras no dejemos de burlarnos de lo diferente, lo que ocurre es que lo convertimos en problema, a veces dramático, y las consecuencias enferman a la sociedad en su conjunto. Me pregunto si existiría la anorexia si tuviéramos integrada de manera sana y natural la obesidad. ¿Existe una burla tan generalizada y tan socialmente aceptada de otras enfermedades del organismo? ¿Os imagináis algo parecido con el cáncer? 
Y ya no quiero entrar en el hecho de ridiculizar lo femenino. Las mujeres siempre tenemos las de perder, incluso para esto. Gorda, gorda, gorda...¿qué pasa con los gordos?
Me he puesto de mala leche, lo reconozco, pero después me he tranquilizado y hasta me he reído bastante con lo de "era tan gorda, tan gorda que cuando se subía a una báscula, ésta le decía continuará..."
Tenemos mucho trabajo, chic@s, no sólo físico, especialmente interior. Adelgacemos por salud, por comodidad, por ponernos un reto, pero no reneguemos más de lo que somos. Nuestros cuerpos redondos son hermosos. Nos contienen el alma.

11 comentarios:

  1. Un señor muy gordo espera frente a una escuela. El conserje al reparar en él se acerca y le pregunta: -Perdone, ¿espera usted a un niño? y el señor gordo responde -No, siempre he sido así.

    Es malo pero malo jajajaja

    Un besote ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, Javi, qué malo, jajajaja.

      Eliminar
    2. Seguro que lo has adaptado a lo masculino! jeje

      Eliminar
  2. Muy bonita tu última sentencia, Matrioskilla.
    Efectivamente, es muy triste. Lo peor es que no somos nada solidarios: una conocida, entrada en carnes, se burlaba en petit comité de una chica, bastante más gorda que ella. Ese tipo de cosas no se pueden consentir; alguien que ha sufrido insultos en sus propias carnes no puede ser tan criticona y tan mala. Lo mismo ocurre con los ex gordos: hay muchos (no todos, obviamente) que se creen por encima del bien y del mal y miran a todo el que le sobra kilos como si fueran dioses y los otros, bichos raros.
    Creo que deberíamos ser un poquito más humanos, más considerados y dedicarnos a juzgar menos. Otro gallo nos cantaría.
    Besitos.
    P. D.: Javi, me he reído mucho con tu chiste (me encantan los chistes malos :D)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depredadores para nosotros mismos, sí! es una lástima...

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Lamentablemente para los que hemos sufrido (o los que aún sufren) de algún tipo de obesidad o sobrepeso, las personas gordas siempre han sido objeto de burla. De la misma forma que lo han sido en algún momento aquellos que llevaban gafas, los pelirrojos, los empollones -palabra que detesto- o, sencillamente, gente distinta. Y sí, en general, mujeres (o ¿alguien ha escuchado alguna vez un chiste de lo tontos que son los "rubios"? No, son siempre las rubias).
    Por suerte, la sociedad cada día está mas concienciada con la obesidad, asumiendo que no es cosa de ser una persona vaga y sin fuerza de voluntad, sino que es una enfermedad.
    Sin embargo, yo creo que lo más sano para todos aquellos que alguna vez nos sentimos distintos es aprender a querernos nosotros mismos y a hacernos impermeables a esa clase de actitudes. Está mal que la gente ridiculice al diferente, es horrorosamente molesto, pero si dejamos que cada uno de esos comentarios mermen nuestra felicidad y amor propio, el día que consigamos cambiar la sociedad, ya nos habrán destruido.
    Hala, otro comentario kilométrico, me estoy luciendo hoy, jajaja.
    Besos.

    PD: a mí me hace gracia lo de caerse por los dos lados de la cama a la vez, jajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es el camino inconsciente que hacen esos comentarios...todos, lamentablemente, por muy fuertes que seamos, acabamos en algún momento sintiendonos mal y culpables...

      Eliminar
  5. Atinadísima reflexión, querida Matri. No quito ni pongo ni una coma a tu discurso, sencillamente brillante.
    PD. Me encantó el chiste de Javi, es cojonudérrimo jajajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Era tan gorda tan gorda porque tenía un corazón tan grande tan grande que de otro modo no le hubiera cabido dentro.


    No todo iba a ser malo...

    ;-D

    ResponderEliminar