jueves, 2 de enero de 2014

Pequeño desastre


Chic@s, ya empezamos el camino de nuevo. Hago balance y veo que en cuestión de peso el 2013 ha sido un pequeño desastre. El enero pasado estaba en 90,700. Un año después sigo más o menos igual, con la diferencia que si entonces las fiestas navideñas me dejaron 1 kgr. y medio más, en éstas he aumentado unos 2 o 3 kgr. No lo sé a ciencia cierta porque tengo la mestruación ahora y no es buen momento para pesarse (empezaré con el control de peso la semana que viene) pero en general puedo decir que el 2013 ha sido un año de estancamiento. Si empecé despacio, pero constante ahora estoy estancada y así de "hermosa". Sin embargo, me propongo que las cosas cambien otra vez: puede hacerse con constancia y determinación y organización, puede hacerse!
Durante las fiestas no he hecho ni una sola foto a la comida que ha sido muy abundante -¿por qué no sabemos celebrar de otra manera?-, pero a parte del dulce -mi talón de aquiles- puedo decir bien alto que con los platos que realmente he disfrutado han sido UNA PARRILLADA DE VERDURAS y UNA ENSALADA DE PERDIZ ESCABECHADA. No miento, es así, y eso me alegra porque sé que algunos de mis gustos y hábitos son muy sanos. Deberían ser los pilares para modificar esos otros hábitos que no lo son tanto.
Anoche fui al cine a ver "El médico", una película histórica muy interesante, sobre todo para ver cómo la higiene y la medicina eran inexistentes no hace tanto tiempo y lo difícil que resultaba entonces seguir vivo. Tenemos la suerte de haber nacido en un contexto histórico apropiado, todo es mucho más fácil para ser felices y sin embargo no lo somos. La condición humana sigue siendo un misterio para mí. 
Cuando llegamos a casa, cenamos algo ligero y puse la televisión. Encontré un reportaje sobre "la mujer más gorda del mundo", una mexicana que llegó a pesar 499kgr!
No he encontrado ninguna foto del "después", pero finalmente, después de mucho esfuerzo y estar a punto de morir varias veces, llegó a los 109 Kgr. Estas historias tan extremas, inspiran.
Con todo ello, os deseo un feliz 2014. Ojalá consigamos estar más san@s y tener hábitos más saludables este nuevo año. Vamos allá...

11 comentarios:

  1. Madre mia! que fuerte, lo de esta mujer! yo también en mi blog he puesto algo de inspiración para la dieta, si quieres visitarme te dejo mi url http://masbonitaqueningunabyruthrf.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que nos has puesto en tu blog muchos motivos de inspiración, gracias!

      Eliminar
  2. He descubierto tu blog ahora mismo, y a partir de ahora, te sigo. Espero ver como vas progresando con tus buenos hábitos para 2014.
    Te mando un abrazo, y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a ver si va mejor que el 2013...:)

      Eliminar
  3. Pues yo te veo estupenda! Yo también empezaré a subir fotos porque ya existe un pequeño antes y después. Mucho ánimo, veras como este año es tu año y dejas los kilitos por el camino. Un besazo !

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba, yo también había visto algo sobre esa mujer. Un video de casi una hora. Pero ella estaba así por comer, no por enfermedad. Me asustó bastante. .. es increíble lo buena, y a la vez lo malísima que puede ser la comida y su falta o exceso. Ver estas cosas hacen que uno se anime a no salir del buen camino, porque ya no es sólo el peso, si no la salud lo que está en juego. Esa mujer no podía ni moverse. En fin, muchisima suerte guapa. Tú puedes con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sara, por el piropo pero las lonzillas saltan a la vista. Sin embargo, la verdadera razón es la salud. A mi edad, ya no importa tener un cuerpo perfecto, pero sí sentirme ligera y con menos dolor en los huesitos :) Ni por exceso ni por defecto, hay que buscar el equilibrio personal. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Evidentemente como dices tu, sobran unos kilos, aunque debes ser muy alta porque ami no me parece que aparentes los casi 90 kilos que dices. Ahora a ponerle un poco mas de esfuerzo a la dieta pero mas al ejercicio que es lo que falla jejej este 2014 puede ser tu año, te deseo mucho animo y motivacion. Yo por mi parte, este año me propongo mantenerme en mi peso y dejar de pesarme, he dado el primer paso y me he deshcho de toda mi ropa talla grande que usaba hace 3 años y q tenia guardada por temor a engordar y tener que usarla de nuevo, ahora no hay excusa o me mantengo o no tendre que ponerme jejeje. Me impresiona la historia de esa mujer, buscare haber si encuentro fotos del despues, he visto varis historias de este tipo y la mayora de las veces no tienen final feliz.
    Bueno ya hemos disfrutado de las festividades ahora a disfrutar de la vida sana de nuevo. Un beso guapa. Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dicen por ahí: soy de hueso ancho, ja, ja. No sé, supongo que el número es lo de menos, pero lo importante es sentirse bien. Yo sé que me sobra chicha por todos lados, pero lo que realmente me preocupa es la salud, como he dicho muchas veces. Un abrazo, Laura!

      Eliminar
  6. Te recomiendo encarecidamente que te leas el libro "El médico", y los dos siguientes: "Chamán" y "La doctora Cole", que tratan sobre los descendientes del médico de la primera novela. Tal vez al ver la peli ya no te apetezca, pero de veras que valen la pena.

    Estás guapota en la foto, a pesar del tajo a nivel de la nariz (je je). Tú sabes lo que pesas, pero en realidad no lo parece. Supongo que tantos pateos por los caminos han hecho que tengas las carnes prietas (amos, que tienes músculo), y eso ya sabes que pesa un puñao. A mí también me pasa: mi cuñada pesa quince kilos menos que yo, pero tenemos un volumen similar, lo cual me consuela un poco, al menos no estoy fofa... ja ja ja (bueno, de la tripa no digo ná).

    Sobre esas personas que llegan a pesar tantísimos kilos, cuando he visto alguno de los reportajes que les han hecho me ha entrado mucho desasosiego y angustia. Me pregunto por qué nadie frenó a tiempo esa manera de engordar. A veces hay problemas de salud que hacen subir de peso hasta la morbidez, pero para llegar a esos extremos me parece que ha habido mucha desidia y mucha falta de amor por uno mismo. No sé, es posible que me equivoque, pero he conocido a una persona que llegó a pasar de los 250kg, y lo cierto es que antes de eso ya tenía una vida triste, como si lo único que la consolara fuera tragarse todo lo que pillara.

    No me hagas mucho caso, hoy estoy griposa y no sé si atino mucho...

    Te deseo que consigas todos tus sueños este año, no solamente los de adelgazar.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí "El Médico" hace muuuuuuuuuuuuchos años, incluso lo regalé, pero ahora no tengo tiempo de leerme la trilogía. Algún día seguro que sí.
      Muy prietas no son, la foto engaña, pero la grasa sí está bien repartida, tal vez por eso parezca más proporcionada, aunque también depende mucho de la ropa. Tengo fotos en las que todavía parezco más delgada, sin serlo.
      Lo de estos casos extremos es muy triste. A mí me impresionó mucho. Cómo le goteaba líquido del cuerpo por unos poros dilatadísimos, buf, entre otras muchas cosas que no quiero recordar...Ni por exceso ni por defectos, los dos extremos son tristísimos. Besito, Amelia y cuídate esa gripe. Yo también ando hoy un poco malucha.

      Eliminar